Se cumplen 60 años del Asalto al Cuartel Moncada

Se cumplen 60 años del Asalto al Cuartel Moncada

asalto-al-cuartel-moncadaEste 26 de julio  se cumplieron 60 años del comienzo de la gesta revolucionaria que culminó con la caída del dictador Fulgencio Batista y la liberación del Pueblo Cubano.

El Cuartel Moncada constituía la segunda fortaleza militar de la tiranía de Batista, que tenía sumergido al pueblo cubano en una profunda crisis económica, política y social, donde un grupo de revolucionarios liderados por Fidel Castro Ruz, Raúl Castro Ruz y Abel Santamaría pretendían lograr un levantamiento nacional para el derrocamiento de Batista y en caso de no lograrse o ser atacados con fuerzas superiores, sacar las armas del Cuartel Moncada, marchar a la montaña y librar la guerra irregular en la montaña.

Lo planificado no salió como lo tenían previsto pero se logró un efecto propagandístico contra la dictadura sin precedentes, que devolvió la esperanza de lucha a todo un pueblo  y propagó en forma positiva la imagen de Fidel.

Muchas veces lo planeado no sale totalmente como lo hubiésemos querido, pero si hay detrás un verdadero sentimiento de lucha por una causa justa es posible lograr la victoria.

“Para Fidel era evidente que no podían ahorrarse esfuerzos a la hora de librar lo que, utilizando un lenguaje de nuestros días, podríamos llamar la “batalla de ideas”. Esta era necesaria para contrarrestar los efectos negativos que, para el curso de la revolución, se desprendían de la derrota militar del 26 de julio. En un mensaje que hace llegar a sus compañeros desde la cárcel en la Isla de Pinos les dice que “no se puede abandonar un momento la propaganda, porque es el alma de toda la lucha”. En una síntesis magistral dice que “lo que fue sedimentado con sangre debe ser edificado con ideas”, advirtiendo además que en su alegato “está contenido el programa de la ideología nuestra, sin la cual no es posible pensar en nada grande”.  Citando a Martí, diría en su alegato que “un principio justo desde el fondo de una cueva puede más que un ejército”. La derrota militar obligaba pues a emprender una nueva batalla, esta vez saliendo a disputar con “las armas de la crítica” en el terreno de las ideas y el sentido común, requisito indispensable para la construcción de una nueva hegemonía. En este sentido puede decirse que Fidel aplica en la vida práctica de la lucha revolucionaria las recomendaciones formuladas, poco más de veinte años antes y también desde la cárcel, por el fundador del Partido Comunista Italiano, Antonio Gramsci: la conquista de la hegemonía es condición necesaria para el triunfo de la revolución. “La crítica de las armas” es infecunda si no va acompañada por “las armas de la crítica”. Martí y Gramsci constituyen el fundamento moral y político de la estrategia de Fidel.” “El 26 de julio no sólo tenía un líder de excepcional estatura política e intelectual; también disponía de una organización que estaba a su misma altura y que hizo posible “rearmar” La historia me absolverá a partir de cientos de pequeños fragmentos hábilmente remitidos desde la cárcel.” (Atilio A. Boron)

“Porque, señores, estos movimientos triunfan por el sentido heroico de la vida, que es lo único que salva a los pueblos; y ese heroísmo se necesita no solamente para jugar la vida todos los días o en una ocasión por nuestro movimiento, sino para luchar contra lo que cada uno lleva adentro, para vencerlo y hacer triunfar al hombre de bien, porque al partido lo harán triunfar solamente los hombres de bien.” (Juan D. Perón)

Muchos dicen que no existen las casualidades sino las causalidades, las causas y el origen de sus causas que van tocando a cada uno de manera diferente y haciendo pensar en el propósito de las cosas y de la vida.

El 26 de julio fue un día nefasto por las muertes que se produjeron, ya que sesenta de los 135 integrantes del comando revolucionario cayeron, en su mayoría luego de que cesara el combate, víctimas de salvajes torturas y fusilamientos a mansalva por las fuerzas de Batista y a su vez otro 26 de julio moría Evita, también un día de profunda tristeza y sentimiento de desprotección para todo un pueblo, moría la “abanderada de los humildes”, pero nacía un recuerdo que no morirá jamás, una mujer que dejó su legado y  una gran obra que se conserva hasta nuestros días, como así también un espejo en el que muchas mujeres quieren verse reflejadas.

“En este sentido, la planificación y todas esas innumerables operaciones que la inteligencia humana ha planteado a lo largo de los ciclos de todos los tiempos de la historia, no son suficientes. Es una cosa que se adquiere, que se posee. Es un fenómeno de aquellos que la inteligencia no puede ni podrá jamás explicar. Es una fuerza superior. Es muchas veces la suerte, el destino, la casualidad. Pero ellos suelen estar también guiados por una fuerza superior donde la moral, la razón y la verdad podrían ser tres nombres magníficos para representar esas fuerzas que no podríamos denominar de otra manera.

LAS MUJERES CAPACITADAS PUEDEN LLEGAR A GRANDES DESTINOS Por eso se ha dicho que la conducción es un arte simple y todo de ejecución. Es un arte simple y todo de ejecución; si… para algunos. Es un arte simple y todo de ejecución como son todas las artes. Pero hay una interpretación aun de esa fórmula simple de la conducción, y que es casi intuitiva. Por esto yo tengo un poco de fe en que las mujeres capacitadas para esto pueden llegar a grandes destinos, porque en ellas se ha conservado más profundamente guardada la intuición, y ese sentido de la conducción tiene mucho de intuición.” (Juan D. Perón)

Tal vez no sea una casualidad que sean mujeres las conductoras de dos de los principales países de América Latina, integrantes del MERCOSUR y de esta Unión de Naciones del Sur, que hacen de ese arte conducir algo simple con intuición y aguda visión estratégica en pos de un  proyecto nacional y popular, resaltando la figura de José Martí, considerado como el máximo exponente de la interpretación y aplicación del gran proyecto de liberación continental de Simón Bolívar.

La gesta de la independencia se produce diariamente con la toma de decisiones a favor de su pueblo y en contra de los intereses del imperialismo, es por eso que cada uno desde su lugar debe acompañar el crecimiento de este proyecto inclusivo, justo y solidario que será el legado de las generaciones futuras.