MASSA MIENTE

MASSA MIENTE

La irresponsabilidad del diputado Massa produce el golpe bajo y su amplificación mediática, con los que se expresa la demagogia punitiva y el electoralismo berreta que inspiran a la recolección de firmas en contra del borrador de anteproyecto de código penal, que impulsa el diputado por el frente rejuntador y precandidato presidencial por las embajadas de EE.UU. y UK, pasamos a mencionar algunos aspectos por los que, se puede correr el velo a la ruin campaña iniciada por Massa y la corporación mediática:

1)   El diputado precandidato engaña al pueblo con la recolección de firmas: en primer término la Constitución Nacional prohíbe expresamente cualquier iniciativa popular relativa a la cuestión penal, en su artículo 40 párrafo final dice: “No serán objeto de iniciativa popular los proyectos referidos a reforma constitucional, tratados internacionales, tributos, presupuesto y materia penal…”; en segundo lugar la iniciativa popular (art. 39 CN) y la consulta popular (art. 40 CN) están contempladas para promover leyes, no para impedir su sanción, y en tercer lugar, la iniciativa no se realiza ni contra una ley, ni contra un proyecto de ley, ni siquiera contra un anteproyecto de ley, se trata apenas de un borrador de anteproyecto que puede ser modificado en su texto por el poder ejecutivo.-

2)   Precisamente la negativa a un borrador de anteproyecto, no conociéndose el texto definitivo que el Poder Ejecutivo enviara al Legislativo (en la hipótesis de así decidirlo), es la consagración extrema del “no sé pero me opongo”.-

3)   El diputado precandidato miente al pueblo cuando sostiene el borrador promueve la “excarcelación”, ya que se trata de una materia ajena al código penal (legislación de fondo que es atribución del Estado Federal) y legislada por el código procesal penal (legislación de forma, atribución propia de las provincias, por ser materia no delegada al Estado Federal).-

4)   El diputado precandidato miente cuando dice se bajan las penas para 146 delitos: en 178 casos las penas suben, 129 en bajan, se legislan 85 nuevos delitos y hay 14 que desaparecen, muchos de ellos obsoletos como el duelo.

5)   El diputado precandidato miente cuando afirma que “Videla, de estar vivo, saldría libre” con el borrador de anteproyecto… el borrador prevé una pena máxima de 30 años para el delito de genocidio y desaparición forzosa de personas (para adecuarlo al Tratado de Roma sobre tales delitos, que en nuestro país se encuentra incorporado a la Constitución), cabe aclarar que por jurisprudencia de la mayoría de los tribunales penales actuales la “prisión perpetua” se reduce en la práctica a un máximo de 25 años, llamando la atención que tal temeraria afirmación salga de alguien que cuenta entre sus asesores a personajes tales como Enrique Ramos Mejía que preside la corporación de abogados católicos que pide amnistía para los genocidas y Hernán Munilla Lacasa ex subsecretario de Justicia de Videla y asesor de Cecilia Pando.

6)   La temeraria afirmación del diputado precandidato que profetiza que 17.000 presos saldrían libres no tiene sustento jurídico, adviértase que no explica de qué clase de delitos y escalas penales está hablando, lanza frases al voleo con el único sustento del pensamiento mágico ¿será por eso que descree tanto  de la ciencia del derecho penal???

7)   Habría que buscar la verdadera razón de la oposición cerril y brutalmente prematura a un borrador de anteproyecto, en el avance que este contiene en materia de criminalidad económica, ya que prevé el delito a través de personas jurídicas, por las que se crean o utilizan estructuras empresariales para cometer maniobras delictivas. La responsabilidad penal de las empresas (en cabeza de la persona de su responsable o representante legal), salvo excepciones, es un fenómeno que hasta ahora permanece impune en nuestro sistema. Por lo que esta incorporación afecta el núcleo duro de los poderes fácticos. Empresas muy fuertes que evaden cifras millonarias, bancos que se prestan para el lavado de activos a través del sistema financiero, no hay que olvidar que el diputado precandidato es títere y lobista de “las grandes empresas a las que les interesa el país”, incluido el oligopolio mediático dominante (que oculta prolijamente esta faceta del borrador de anteproyecto).

8)   El obrar de buena fe implica en primer lugar esperar el envio del anteproyecto definitivo por parte del P. Ejec. al Congreso, y luego en el recinto llevar adelante todos los debates relativos a los tipos y escalas penales, la prisión perpetua, la reincidencia como agravante, las condenas alternativas a la prisión, etc.-

9)   Habría que remarcar la cobardía y mediocridad de la oposición que al principio alabó la labor de la comisión redactora pluripartidaria y luego dejó “colgados de la palmera” a sus propios representantes (el PRO a Pinedo, el Radicalismo a Gil Lavedra y el Socialismo santafesino a Barbagelatta), despojados de todo principio ético e ideológico, para correr desesperados detrás del massismo, en su desesperación por un hipotético voto o un minuto de fama en TN.

“EL LABORALISTA”