Los Patroncitos Muestran La Hilacha

Al ex piquetero de la abundancia y actual representante en el Congreso Nacional de los intereses de las patronales agropecuarias, le molesta que el Gobierno legisle en favor de la erradicación del trabajo infantil y adolescente, y mucho más que fiscalice su cumplimiento y penalice a sus infractores.

El Senador De Angeli quiere mandar a trabajar a los pibes, no vaya a ser cosa que se ilustren, que sean conscientes de sus derechos y que después, no sirvan más como mano de obra barata y obediente, en las plantaciones de tabaco, arándano, caña de azúcar o ajo, para citar algunos ejemplos .

Para la mentalidad de la Mesa de Enlace, los chicos pobres de nuestro interior profundo, no tienen derecho a una infancia feliz, y el dirigente de la Federación Agraria expone ese pensamiento sin disimulo ni medias tintas, si don Francisco Netri y el resto de los colonos protagonistas del Grito de Alcorta y fundadores de esa Federación, hoy lamentablemente degradada, tuvieran la oportunidad de escuchar el dislate del Senador De Angeli, seguramente regresarían escandalizados a sus tumbas.

Lo que el “agro senador” expresa con sinceridad brutal, el denominado “Foro de Convergencia Empresaria” lo manifiesta con un lenguaje diplomático, elegante y cargado de eufemismos.

Así cuando el “Foro de los que se creen dueños del país”, habla de “mercados transparentes”, en realidad quiere decir, que no están dispuestos a seguir tolerando precios cuidados, ni a dar información al Estado acerca de sus estructuras de costos.

Cuando afirman que hay que atacar a la inflación “en su integralidad”, se refieren a que hay que aplicar un ajuste salvaje que debe recaer sobre el salario y el empleo de los trabajadores.

Cuando piden “seguridad jurídica”, en realidad exigen rentabilidad garantizada para sus inversiones, predicando, al mismo tiempo, la inseguridad jurídica del pueblo trabajador, que deberá tolerar mansamente y sin crispación, que se congele la negociación paritaria, que se restaure la flexibilidad laboral y que se vuelvan a cercenar los derechos laborales reconquistados a partir del 25 de mayo de 2003, lo que con certeza ocurrirá, si logran que el próximo gobierno (al que buscan condicionar), cumpla con su “pliego de condiciones”.

Cuando hablan de “eliminar distorsiones” y suprimir los “tipos de cambio diferenciales”, quieren decir, que hay que eliminar las retenciones a las exportaciones agropecuarias, para que las patronales del campo y las cerealeras exportadoras, gocen de su renta extraordinaria sin límites, sin intromisión alguna del estado, sin “populistas” que osen redistribuir una parte de esa renta, haciendo pesar sobre los sectores vulnerables de nuestra sociedad, la cuantiosa carga fiscal que conllevaría tal merma de recursos para el erario público.

En el fondo, entre el planteo neoliberal del “Foro de los que se creen dueños del país”, y el desprecio descarnado por nuestra infancia pobre, expresado por el agro Senador De Angeli, se observa un mismo hilo conductor: el profundo deseo de los sectores dominantes por restaurar sus privilegios, imponiendo una revancha social contra los amplios sectores populares que fueron incluidos y recuperaron dignidad en estos últimos diez años.

Fortalecer una alternativa popular que continúe y profundice el proyecto iniciado por Nestor Kirchner y conducido por nuestra Presidenta, es la herramienta para neutralizar a la avanzada reaccionaria, que con brutalidad campechana o con documentos de prosa elegante, nos pretenden imponer.

 FRENTE DE TECNICOS Y PROFESIONALES DE PERONISMO MILITANTE.