Un recién nacido de 36 años

Es natural que festejemos el reencuentro de un nieto con la verdad. Cada uno de los 114 fue un festejo. Es aquel encuentro que te reúne con la identidad y más precisamente con la historia.
Pero quizás, este caso sea un poquito más especial que los demás. Primero, porque a Guido lo imaginábamos, cada uno de nosotros, le habíamos puesto un determinado color de cabello, una profesión, un color de piel,  pensábamos que viviría de tal o cual manera.
Este encuentro con Guido no es casualidad. Sin dudas el proyecto Nacional de Nestor y Cristina sentó las bases para que este encuentro se produzca. Tal como se produce  un 17 de octubre,  se van dando las condiciones objetivas para que el hecho sea inevitable. Así aparece Guido. El  no sabía que era parte importante de la historia argentina y  solo se dio cuenta de ello cuando se sintió parte de un proyecto que lo contenía.
Es tan importante la frase “me vi parecido” porque no sólo es parecerse en la nariz o en los cachetes. Lo más importante es parecerse ” a los míos”, esto es, a los que piensan como yo, a las costumbres del otro. Y por sobre todo tener una historia común. El pertenecer es clave de nuestro movimiento y es clave en cualquier tipo de organización. Aquel que se siente parte, puede proyectar y cuando el se sintió parte buscó y encontró. El mundial de fútbol junto con una Argentina contenta por los logros, más algunos jugadores  comprometidos con la realidad de su pueblo, fueron un escenario propicio para hacer caminar a Guido hacia el mundo maravilloso de la certidumbre.
Cada uno de nosotros observará la aparición de Guido según el prisma desde el cual  mira .  Pero si me permiten, quiero detenerme en un momento que es el tiempo en el que Laura estuvo con Guido, tan solo cinco horas. Toda mi imaginación pasa por ahí, que le habrá dicho al oído, como lo habrá acariciado, lo que le transmitió con su calor, como lo sostenía con las pocas fuerzas que le quedaban. Lo poco que tenía para darle quizás fue lo que marcó su vida en forma definitiva. Quizás…porque no… una pequeña militante peronista logro que tan solo 5 horas valieran más que 36 años.
Bienvenido compañero a esta patria cada día más linda…

FRENTE TÉCNICOS Y PROFESIONALES PERONISMO MILITANTE.