LAS EVALUACIONES PISA: LAS PORCIONES QUE ALGUNOS ELIGEN

LAS EVALUACIONES PISA: LAS PORCIONES QUE ALGUNOS ELIGEN

Por Claudia Rosales *

 

escuela_alumnos_conectar_igualdad_jujuy_entrega_notebooks_stubrin_294

Las prluebas Pisa han estado en boca de todos por el descenso en los resutados que tuvo Argentina en la última medición.  Volver sobre el tema requiere desarrollar algunas ideas y tener en cuenta ángulos que no se han considerado y que son, desde mi punto de vista, indispensables al momento del análisis. De otra manera, queda parcializada la lectura que se hace.

Comenzando por el principio….

¿Qué son las pruebas Pisa?

El nombre PISA corresponde con las siglas del programa según se enuncia en inglés: Programme for International Student Assessment. Es el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos. Es una propuesta de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), con el fin de evaluar la formación de los alumnos de 15 años.

Para la realización de PISA se utilizan muestras representativas de entre 4.500 y 10.000 estudiantes por país. Este tamaño de muestra permite realizar inferencias totales pero no permite inferencias por regiones o estados

 

Entonces, el análisis:

1-      El programa ha sido concebido como un recurso para ofrecer información abundante y detallada que permita a los países miembros adoptar las decisiones y políticas públicas necesarias para mejorar los niveles educativos.

  • Primer gran inconveniente: La propuesta de Pisa es que todos los países evalúen a sus alumnos a los 15 años. La misma edad para todos pero no el mismo nivel de estudios alcanzados. En algunos países los chicos de 15 están en 3° año mientras que en otros, están en 1° año. Es imposible que todos puedan responder a las mismas cuestiones que plantean las evaluaciones. Por lo tanto, no se considera el nivel escolar en el que están ni sus aprendizajes y saberes.

2-      La evaluación cubre las áreas de lectura, matemáticas y competencia científica. Los exámenes combinan preguntas directas con una única respuesta correcta (preguntas que solo admiten algunas palabras o algunas frases breves por respuesta, o que ofrecen múltiples opciones para que el alumno elija una o algunas), y preguntas que requieren que los estudiantes elaboren sus propias respuestas. Las preguntas directas solamente pueden ser correctas o incorrectas, y las de elaboración son de evaluación más compleja y admiten respuestas parcialmente correctas. Es importante destacar que si bien PISA utiliza la herramienta de las preguntas de opción múltiple, una porción importante de los reactivos, particularmente los más complejos, requieren del alumno la redacción de textos e incluso la elaboración de diagramas.

  • El modo de evaluar descripto es necesario ponerlo en cuestión.  En términos generales, los docentes sabemos que cada evaluación y cada herramienta que se utiliza como forma de evaluar debió de estar antes en las propuestas habituales del aula. Si al contenido conceptual trabajado se agrega una dificultad nueva: comprender la consigna e interpretar qué se pidió y poder responder de la manera que se espera, el trabajo es más complejo para los alumnos. Los países tienen distintos modos de evaluar, utilizan herramientas y técnicas diferentes para comprobar los saberes y es fundamental e indispensable que los alumnos estén familiarizados con esas herramientas.

Por otro lado, los exámenes de opción múltiple en los que hay que elegir una respuesta entre varias, distan mucho de ser un modo en el que se puede saber cuánto han internalizado y cuánto han podido aplicar a situaciones nuevas los contenidos aprendidos.

3-      Para la realización de PISA se utilizan muestras representativas de entre 4.500 y 10.000 estudiantes por país. Este tamaño de muestra permite realizar inferencias del país en su totalidad pero no permite inferencias por regiones o estados.

  • Sabemos que nuestro país ha tenido grandes diferencias en las distintas jurisdicciones históricamente y especialmente luego de los traspasos de las escuelas a cada jurisdicción: las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Durante la última dictadura militar, fueron transferidos 6779 centros educativos de nivel primario de la Nación a las provincias sin el financiamiento correspondiente. En la primera presidencia de Carlos Menem se transfirieron las instituciones educativas de Nivel Medio y Superior no Universitario. Es fundamental reconocer que en Argentina la educación de todos los niveles ha tenido grandes disparidades. ¿Cómo logra una provincia pobre igualar a otra que tiene más posibilidades económicas y por lo tanto más recursos para educación? Un país en el que se transfirió de “buenas a primeras” las escuelas a las provincias sin ningún financiamiento a las que lo necesitaban no puede ser evaluado de la misma manera en cada jurisdicción. Recién  desde el 2003 las provincias más pobres reciben subsidios para educación.
  • Desde este mismo lugar, la Asignación Universal por Hijo lo que viene a marcar es que el gobierno nacional se responsabiliza de la educación de todo el país colaborando con todas y cada una de las jurisdicciones y con todas y cada una de las familias que lo necesitan. Un sondeo del Gobierno indica que a nivel nacional la cantidad de alumnos a menos de un año de implementada la Asignación,  había aumentado  el 10% en el nivel primario; el 15%, en el inicial y el 19%, en el secundario.

 La pregunta sería: ¿Preferimos tener más chicos en la escuela con menos formación escolar o elegimos menos chicos, más formados con mejor rendimiento en las evaluaciones internacionales? Tener más alumnos en las instituciones educativas y menos en la calle es una decisión política que puede traer aparejados otros problemas pero que prioriza a los que menos tienen.

Finalmente;

Cómo y por qué países tan distintos de todo el mundo se someten a las mismas evaluaciones. ¿Cómo considerar los resultados? ¿Cómo compararnos? ¿Qué parámetros utilizar? Culturas ancestrales, culturas desvastadas, culturas sometidas y luego liberadas evalúan a sus alumnos de manera idéntica. ¿Dónde queda el contexto? ¿Dónde quedan las características específicas y particulares de las que tanto hablamos?

Estas son solo algunas (se podría continuar tomando otros ejes) reflexiones que se contraponen a los análisis simplistas que estamos acostumbrados a leer en distintos medios de comunicación que solo ven una parte de la cuestión y que no toman en cuenta la noción de multicausalidad.

Nota de la autora: Se escribe en el genérico masculino para no perjudicar la lectura pero se refiere a ambos géneros.

 *Mg., Lic.,Prof en Educación.