Plata Quemada

EN UNA ECONOMÍA QUE LANGUIDECE POR FALTA DE CONSUMO, EL BCRA DESTRUYE DINERO.
Se conoció hace unos días que el Banco Central de la República Argentina eliminará $ 25.000 millones de pesos en billetes de $100, a razón de $ 1.000 millones por día, a lo largo de 25 días. No estamos hablando de que se reemplaza o canjea ese dinero. No. Estamos hablando de eliminación física lisa y llana.
¿A qué se debe esto? Al hecho de que “sobra” el efectivo en los bancos y resulta muy “caro” hacer frente a los costos de almacenamiento y traslado de esa enorme cantidad de billetes de $100. Los bancos no quieren guardar ese dinero.
¿Por qué sobra el dinero en los bancos? Porque en una economía en recesión, con bajo consumo y una tasa de interés por las nubes, los particulares y empresas no piden créditos, es decir, no demandan pesos. Además, muchos agentes económicos inmovilizan fondos en los bancos y en la especulación, debido a las altas tasas. Ergo, sobran billetes en el sistema financiero.
¿Los bancos pierden patrimonio al eliminar billetes? No. Ese dinero no sale de sus balances. Solo desaparece el dinero físico, el cuál es compensado por dinero virtual bancario.
¿Por qué en una economía en recesión, no se vuelcan esos fondos a la calle para mejorar el consumo? Porque el gobierno y el BCRA adhieren al enfoque liberal monetarista de la inflación, el cual supone que la emisión de moneda y el exceso de circulante generan aumentos de precios. No les importa tanto lo referido a que la economía no crezca y carezca de capacidad de consumo. La coyuntura y la realidad de la economía nacional han demostrado lo errado de este enfoque, teniendo en cuenta que con estas recetas, se registró en el 2016 la más alta tasa de inflación de los últimos catorce años.
¿Es un acto casi criminal este? Claro que sí. En una coyuntura que ya generó 1.5 millones de nuevos pobres, en el marco de una economía enfriada y que destruye empleo, quemar dinero es un crimen.
FRENTE TÉCNICO PROFESIONAL – PERONISMO MILITANTE CÓRDOBA